Salud

Good Cold ofrece sistemas de refrigeración especializados, confiables y eficientes para la amplia variedad de necesidades existentes en la industria de la Salud.

Hospitales, clínicas, laboratorios y otras instituciones dependen del mantenimiento de temperaturas adecuadas, para garantizar la conservación apropiada de materiales sensibles que se utilizan en sus actividades.
Salud

Conservar adecuadamente medicamentos, vacunas, suero, sangre, tejidos, órganos para trasplante y muchos otros ítems es indispensable para garantizar las mejores condiciones en tratamientos y actividades preventivas en el área médica. Equipos y sistemas de refrigeración y acondicionamiento del aire juegan un rol fundamental en esa tarea. Eso abre muy buenas oportunidades para quienes actúan en el área, pero exige conocimientos y mucha responsabilidad.

Cuando tratamos el tema de la Refrigeración en la Industria Farmacéutica, la podemos entender desde dos vertientes diferenciadas: producción y comercialización. En ambos casos, la refrigeración y climatización, son aspectos clave, junto a un control constante de la temperatura y de la humedad.

Producción en la Industria Farmacéutica: Las Salas Blancas

Se llama comúnmente a las salas de refrigeración, Salas Blancas,  porque poseen un ambiente controlado para garantizar la calidad en operaciones de fabricación y control.

Si se quiere maximizar la operatividad de una sala blanca, hay que prestar especial atención a la climatización de la misma. El control de la temperatura y la humedad en estos espacios es clave y para ello el tratamiento del aire debe ajustarse a las condiciones y medidas de las salas creando un barrido de aire que ayude a la purificación de la zona. Mediante sistemas de climatización centralizados o distribuidos se controla la temperatura y humedad para conseguir un buen confort, número de renovaciones necesarias por hora y un mínimo consumo. Los sistemas más empleados son mediante bombas de calor o intercambiadores con circulación de vapor, agua (fría/caliente) o expansión directa y sistemas de humidificación o deshumidificación.

Comercialización en la Industria Farmacéutica

Para minimizar los riesgos en la refrigeración farmacéutica, a la hora de almacenar productos se utilizan  heladeras para medicamentos. A diferencia de las  heladeras convencionales, estas garantizan una gran estabilidad de la temperatura con variaciones de tan solo ±1 °C / 1 °F a temperaturas ambiente de 10 °C a 35 °C.

Las nuevas tecnologías de industria 4.0 están permitiendo mejorar en la seguridad farmacéutica, gracias al mantenimiento predictivo de las instalaciones de refrigeración y climatización, lo que permite predecir el comportamiento de variables como temperatura y humedad, y anticiparse a los deterioros realizando acciones automáticas directamente en los equipos.  

Good Cold Logo 62 Años
Representantes en todo el país
Productos Good Cold
Años de trayectoria